Nuestros servicios se encuentran restringidos a residentes en España, Andorra y Portugal.

Antes de unirme a Minitab, trabajé durante muchos años como escritor y editor en el Colegio Estatal de Pensilvania de Ciencias de la Agricultura. Escribía frecuentemente sobre ciencias alimentarias y, en particular, sobre seguridad alimentaria, ya que tenía que realizar informes regularmente sobre las investigaciones que se estaban llevando a cabo por los expertos en seguridad alimentaria del Estado de Pensilvania, y también editaba materiales para los cursos y boletines para profesionales y consumidores sobre como asegurar que disponían de una alimentación sana.

Después de unirme a Minitab y estár más familiarizado con los métodos de calidad basados en los datos como Seis Sigma, me sorprendió lo poco frecuentemente que algunas de las potentes herramientas de calidad típicas en muchas industrias son utilizaas en el trabajo de la seguridad alimentaria.

Así que me interesé por leer un reciente artículo en el sitio web Food Safety Tech sobre una aplicación de la herramienta llamada FMEA en el test de patógenos.

¿Qué es un FMEA?

El acrónimo FMEA viene del inglés "Failure Modes and Effects Analysis." Lo que realmente hace esta herramienta es ayudarte a examinar, cuidadosa y sistemáticamente, cómo y por qué exactamente las cosas pueden ir mal, de forma que puedas hacer todo lo posible para prevenir que esto ocurra.

En el artículo, Maureen Harte, un consultor y cinturón negro de Lean Six Sigma, habla sobre la necesidad de identificar, cuantificar y calcular los riesgos de diferentes métodos de detección de patógenos utilizados para crear un Certificado de Análisis (en inglés, Certificate of Analysis o COA)—un documento que obtienen las empresas para verificar la calidad y pureza de sus productos.

Demasiado amenudo, dice Harte, las empresas aceptan a ciegas los resultados del COA:

	 Les falta la información de fondo para realmente comprender lo que ocurre en el COA, y confían que lo que les viene es la máxima calidad.

Harte entonces explica como el desarrollar un FMEA puede hacer que el COA tenga más significado y utilidad.

	 FMEA nos ayuda a entender las diferencias entre los métodos de test identificando individualmente los riesgos asociados con cada método en sí mismo. Para cada paso del proceso [en un método de test], preguntamos: ¿Dónde podría fallar, y dónde podría ocurrir un error o modo de fallo? Lo escribimos en un papel y comprendemos cada uno de los modos de fallo.

Realizar un FMEA

Un FMEA normalmente se compone de estos pasos:

  • Identificar los tipos de fallos potenciales, o "modos", para cada paso de tu proceso.
  • Listar los efectos que resultan cuando ocurren esos fallos.
  • Identificar las causas poteciales para cada modo de fallo.
  • Listar los controles existentes que están realizándose para evitar que estos fallos ocurran.
  • Valorar la severidad del efecto, la probabilidad de ocurrencia y las posibilidades de detección del modo de fallo antes de que cause perjuicios.
  • Multiplicar los valores por severidad, ocurrencia y detección para obtener un número de prioridad de riesgo (RPN).
  • Mejorar los ítems con un alto RPN, registrar las acciones que se lleven a cabo, entonces revisar el RPN.
  • Mantenerlo como un documento vivo.

Se puede realizar un FMEA con lápiz y papel, pero las herramientas del software de mejora Quality Companion y Qeystone Tools de Minitab incluyen formularios que facilitan el desarrollo del FMEA—e incluso comparten datos dee mapas de procesos y otros formularios que se pueden estar utilizando.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.