La gente tiene muchas limitaciones respecto a los alimentos que pueden ingerir debido a motivos religiosos, por padecer enfermedades o alergias alimentarias, o por sus preferencias o aversiones personales. Entre los ejemplos en los que la elección de un menú puede no ser algo trivial podríamos mencionar el caso de los hospitales o la situación de la elección de comida en el extranjero o en restaurantes de comida de otros países.

En estos casos podría ser interesante disponer de un sistema basado en el conocimiento que obtuviera automáticamente un menú personalizado para cada cliente, de acuerdo con las recetas precisas del restaurante y teniendo en cuenta los datos proporcionados por el cliente y los ingredientes en stock.

Los profesores Gabriel Aguilera y José Luis Galán del departamento de Matemática Aplicada de la Universidad de Málaga (UMA), en colaboración con el profesor de Álgebra de la Universidad Complutense Eugenio Roanes, han diseñado un sistema experto que detecta los platos disponibles en un restaurante que mejor se adaptan a las necesidades de cada persona, de acuerdo a sus preferencias personales o restricciones médicas. Para ello han utilizado bases de Groebner y lo han implementado con el software algebraico Maple.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.