Escrito por el

Las empresas invierten una gran cantidad de tiempo, esfuerzo y dinero en los programas Lean Six Sigma. Entonces, si está realizando un proyecto, las expectativas son probablemente altas: las compañías que han hecho esta inversión esperan que los buenos proyectos desafíen las expectativas, mejoren los procesos y mejoren la rentabilidad.

Cuando oiga sobre proyectos que ahorran millones de dólares a compañías como Motorola y General Electric, podría pensar que Six Sigma es una garantía de éxito. Sin embargo, los miembros experimentados del equipo Six Sigma cuentan una historia diferente.

Entonces, ¿cómo puede uno asegurarse de que su proyecto Lean Six Sigma sea un éxito?

En Minitab, quisieron ver qué factores contribuyeron a que los proyectos tuvieran éxito o fracasaran. Así que encuestaron a casi 200 practicantes de Six Sigma, para todos los niveles de conocimiento, de las principales compañías en los Estados Unidos. Señalaron que un factor era el más importante para el éxito:

Elegir el proyecto Lean Six Sigma correcto

Los profesionales nos dijeron, en base a sus experiencias de primera mano, que seleccionar el proyecto correcto es la clave más crítica para el éxito.

¿Pero qué hace que un proyecto potencial sea el proyecto correcto ? Les pedimos a los profesionales que nos dijeran qué hace un buen proyecto y registramos sus respuestas en el siguiente gráfico:

Como se puede ver, clasificaron la conexión de un proyecto Six Sigma con la línea de fondo de la organización como el factor más importante en la selección de proyectos. Por lo tanto, el análisis de la información financiera es un paso importante que se debe tomar: poder comunicar el impacto potencial en las ganancias reforzará los beneficios de su proyecto.

Los encuestados clasificaron un alcance manejable como la segunda característica más importante de un buen proyecto. El deseo de lograr un tipo de ganancias increíbles que han generado mucha publicidad en el pasado puede resultar en proyectos que son simplemente demasiado grandes en su alcance para ser manejables. Muchos de los Master Black Belts que se encuestaron advirtieron sobre los proyectos con un alcance equivalente a “hervir el océano”. Un buen proyecto debe ser lo suficientemente grande como para tener un impacto significativo, pero aún lo suficientemente pequeño como para ser manejable.

El tercer componente más importante en una buena selección de proyectos es elegir un proyecto que tenga más probabilidades de beneficiarse del enfoque DMAIC. En otras palabras, un buen proyecto implica un defecto medible, o un proceso para el cual los cambios se pueden medir con precisión.

Un proyecto puede ser importante y beneficioso, pero puede que no cumpla con los criterios para ser un buen proyecto Six Sigma. Y puede tener docenas, incluso cientos, de proyectos potenciales para elegir. Una buena manera de limitar sus opciones es completar una Matriz de Evaluación de Riesgos y Priorización de Proyectos. Una evaluación de riesgos del proyecto lo ayudará a determinar si un proyecto potencial puede completarse con éxito a tiempo. Una vez que haya establecido el nivel de riesgo, una Matriz de Priorización de Proyectos ayuda a priorizar una línea de proyectos de acuerdo con los criterios que son importantes para su organización. Ambas herramientas, y muchas otras, están incluidas en el software de mejora de procesos Companion by Minitab, aunque también puede usar lápiz y papel si lo desea.

Independientemente de cómo lo haga, los profesionales de calidad que se encuestaron sugirieronen que para tener éxito, se debe elegir un proyecto manejable y medible que devolverá el mayor valor a la empresa.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.