La tendencia continua hacia la digitalización de datos en el laboratorio produce cada vez más adeptos este año. El impulso de “no usar papeles” es una iniciativa estratégica que ofrece beneficios operativos demostrables para mejorar la productividad, reducir los tiempos de ciclo y permitir a las organizaciones aprovechar los datos experimentales y operacionales generados a lo largo el proceso de fabricación, investigación y desarrollo. Las organizaciones que buscan capturar y aprovechar estos datos de manera efectiva están explorando estas soluciones.

Datos digitalizados

Cuando los instrumentos de laboratorio empezaron a producir archivos digitales, simplemente se almacenaron en discos duro de los ordenadores locales. Con capacidades de almacenamiento y redes extraíbles, los archivos se pueden recopilar y compilar en un repositorio básico basado en carpetas. Si bien muchos lo consideran obsoleto, la realidad es que algunos laboratorios dependen del almacenamiento local de archivos para la simplicidad y la rentabilidad, al considerar los otros sistemas más modernos y automatizados demasiado complejos y costosos. Lo contrario también es cierto, muchas empresas están dispuestas a invertir en soluciones de almacenamiento de datos más avanzadas para aprovechar las capacidades específicas y preservar y reutilizar los datos en el futuro.

El auge de los sistemas informáticos de laboratorio, como los cuadernos electrónicos de laboratorio, los sistemas de gestión de información y los sistemas de ejecución, han fomentado la proliferación de información digital generada por el laboratorio.

Gestión de datos y estandarización

En la mayoría de los laboratorios, hay una gran variedad de instrumentos analíticos de diferentes proveedores, todos creando datos en varios formatos, a menudo exclusivos. El análisis y/o la combinación de datos para cualquier tipo de análisis es un proceso que requiere mucho tiempo y, a menudo implica pasos manuales y transformaciones de estos.

Al analizar los datos en un formato común o estandarizado, gracias a programas o software como los que están siendo desarrollados por algunos consorcios, puede evitarse procesos manuales y errores de transcripción. Además, los datos estandarizados son naturalmente más fáciles de combinar e interpretar junto con archivos de datos similares en el futuro.

Una vista hacia el futuro

Al igual que con muchas otras soluciones informáticas de laboratorio, la tendencia actual también es hacia la nube. En algunos casos, la totalidad del proyecto se puede alojar en la nube, desde grandes paquetes de información hasta las aplicaciones de análisis e informática del laboratorio, pero una opción bastante popular es el almacenamiento de datos local con parte del ordenador alojado como una nube. Estas opciones ponen en mano del investigador dos caminos, ambos válidos, para poder controlar el acceso a sus datos y la utilización de estos, siendo cada día más sencillo simplificar los tiempos de trabajo gracias a estas aplicaciones.

¿Aún no sabes cómo sacar el máximo beneficio de tus datos? Nosotros podemos darte la solución.

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.