Nuestros servicios se encuentran restringidos a residentes en España, Andorra y Portugal.

por Eston Martz

¿No es estupendo cuando consigues un conjunto de datos y están perfectamente organizados para su análisis? Me encanta cuando la gente que recoge los datos son especialmente cuidadosos para asegurar formatearlos consistentemente, ordenarlos correctamente y eliminar la basura, el desorden y la información inútil que no necesito.

¿Dices que nunca has recibido un conjunto de datos en esas perfectas condiciones?

Ya, yo tampoco. Pero podemos soñar ¿no?

La verdad es que, cuando otra gente me proporciona datos, normalmente no están preparados para ser analizados. Frecuentemente están liados, desorganizados y son inconsistentes. Normalmente tengo grandes quebraderos de cabeza si intento analizarlos sin hacer primero un poco de limpieza.

He hablado con mucha gente que comparte las mismas experiencias, así que he escrito esta serie de artículos de cómo conseguir que tus datos estén en condiciones para su uso.

  • En este primer artículo, hablaré sobre algunos métodos básicos que puedes utilizar para facilitar el uso de tus datos en Minitab.
  • En el segundo artículo respondemos a la pregunta de qué podemos hacer con Minitab cuando alguien nos proporciona datos que no están organizados como los necesitamos.
  • En el segundo artículo de la serie se muestran las herramientas de Minitab que ayudan a conseguir el máximo de los datos desordenados mediante la alteración de sus características.
¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.