Nuestros servicios se encuentran restringidos a residentes en España, Andorra y Portugal.

Por Tim Bond

La ingeniería mecánica podría ser una de las disciplinas de la ingeniería más amplia. Si se mira alrededor, es difícil encontrar algo que no haya sido tocado por un ingeniero mecánico. El coche que hoy utilizó para ir al trabajo, la silla donde está sentado, el sistema de aire acondicionado de su casa, el martillo y el clavo que utilizó la pasada semana para colgar un cuadro en la sala, la máquina expendedora de donde sacó un refresco esta mañana, el avión que tomó durante las vacaciones del pasado verano, el ordenador/tablet/teléfono inteligente en el que está leyendo este artículo. Podríamos seguir durante horas. Algunos productos constan únicamente de componentes mecánicos; otros productos se basan en componentes mecánicos para albergar componentes eléctricos, software y conectividad. Independientemente de la complejidad del producto, los ingenieros mecánicos son una parte integral del proceso de diseño y la necesidad de documentar profusamente todos los cálculos relacionados con el diseño es primordial.

Un producto completamente mecánico, como el destornillador, es diseñado probablemente por un pequeño equipo de ingenieros mecánicos. Las consideraciones del diseño incluirían: tipo de tornillo(s), ergonomía del mango, tensiones y deformaciones torsionales, par de la leva, material(es), diseño para su productibilidad, y longitud. La mayoría de la gente considerará que un destornillador mecánico es un producto sencillo y estoy de acuerdo hasta cierto punto. Trabajé anteriormente para un productor de cierres y se sorprenderían de la sutil complejidad de los tornillos diseñados para atornillarlos.

Un producto que añade un nivel de complejidad, más allá de un producto completamente mecánico, podría ser una máquina expendedora. Las máquinas expendedoras tienen componentes mecánicos, eléctricos, software e incluso es posible que conectividad. Más que un equipo de solo ingenieros mecánicos, uno o varios equipos de diseño estarían formados por ingenieros de múltiples disciplinas. La máquina física en sí misma, incluyendo las correas y engranajes, el almacén de mercancías, los bloqueos de seguridad, etc son componentes mecánicos. Las luces, alimentadores, motores, etc. son eléctricos (aunque se podría argumentar que el ingeniero mecánico debería ser el que determinara el tamaño del motor). La interfaz para seleccionar la mercancía que se desea es software. Y una máquina expendedora nueva podría incluso ser suficientemente inteligente para avisar al proveedor cuando las mercancías se agotan de forma que puedan organizar un pedido de forma proactiva.

Tanto si es un ingeniero mecánico que diseña un producto mecánico completo, o (incluso más así) un ingeniero mecánico que trabaja en un equipo multidisciplinar, la documentación clara de los cálculos relacionados con su diseño es una necesidad. Compartir cualquier cosa que no sea una hoja de trabajo de PTC Mathcad con los colegas siempre acaba en una respuesta del tipo “puedes explicarme lo que hiciste aquí” y la mayoría de tu tiempo dedicado a hacer cosas que no necesitaría estar haciendo. Los cálculos realizados en PTC Mathcad son fácilmente digeridos por cualquiera con el que trabaje, especialmente cualquiera que revise o valide el trabajo como directores u organizaciones de gobierno. Teniendo todos el trabajo relacionado con sus diseños compilados en hojas de trabajo de PTC Mathcad le permitirá realizar sus cálculos eficientemente y compartirlos sin esfuerzo con cualquiera que los necesite ver. Y cuando llegue el momento de diseñar un producto derivado ya dispondrá de su trabajo previo como punto de partida.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.