Nuestros servicios se encuentran restringidos a residentes en España, Andorra y Portugal.

Las instalaciones y oleoductos submarinos, mar adentro y terrestres, requieren inversiones financieras y logísticas importantes, por lo que la fiabilidad absoluta en los cálculos involucrados en sus diseños es una prioridad. Esa es la razón por la que Technip, una empresa líder mundial en ingeniería y construcción para la industria del petróleo y el gas, depende de Mathcad en sus diseños, combinando precisión con un alto grado de transparencia y una verificación simple pero eficiente de los cálculos.

Por ejemplo, la empresa diseña equipos para ser fijados a tuberías submarinas flexibles, para monitorizar el comportamiento de la tubería y su curvatura, sobre longitudes que a veces superan el kilómetro. Los cimientos y estructuras submarinas, sistemas de boyas submarinas y las abrazaderas de las mangueras que pueden ser necesarias para absorber fuerzas de hasta 90 toneladas, también son diseñadas en Technip.

No hace falta decir que la máxima fiabilidad, tanto en términos de seguridad como en consideraciones financieras, es de suma importancia. Los plazos de diseño también son muy estrictos. Por estas razones, la oficina de diseño de Technip se equipó hace y más de 15 años con Mathcad.

Antes de cambiar a Mathcad, las ecuaciones se realizaban y copiaban manualmente en una hoja de cálculo, generando muchos errores. Con Mathcad los cálculos analíticos se llevan a cabo de forma automática, son transparentes y fáciles de verificar.

Con su interfaz de documento abierto y su notación de matemática natural, Mathcad facilita la comunicación y la colaboración, la verificación y validación de errores y la preservación y reutilización del trabajo. Las fórmulas se acompañan con textos y notas explicativas, proporcionando un registro que es fácil de auditar y facilitan el control de calidad. Los ingenieros de Technip consideran que las pruebas y verificación cuestan tres veces menos tiempo que con Excel.

Como Technip es una empresa global, sus ingenieros tienen que hacer malabarismos jugando con las unidades métricas e imperiales. Mathcad maneja la conversión y la consistencia de las unidades automáticamente.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.